"Las únicas palabras que merecen existir son las palabras mejores que el silencio"
Juan Carlos Onetti.

lunes, noviembre 23, 2009

Silvio tenía razón (una vez más)

La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes. Los amores cobardes no llegan a amores ni a historias, se quedan allí. Ni el recuerdo los puede salvar, ni el mejor orador conjugar.

Silvio, tenías razón.
DESaprovechaste una gota de rocío.

1 comentario:

Punto g dijo...

Yo diría que algunos amores cobardes son una cruz para toda la vida.

Saludos che, nos escribimos al rato :)