"Las únicas palabras que merecen existir son las palabras mejores que el silencio"
Juan Carlos Onetti.

lunes, enero 04, 2010

CV: ¡sálvese quién pueda!

Mirando mi CV, mi "carrera de vida", me di cuenta que no refleja ni un cuarto de lo que soy.
Y ahí es cuando sigo comprobando que al sistema no le importa si somos personas, números, animales o cosas. El sistema donde las cosas no funcionan, donde dejamos de ser humanos porque lo poco que nos queda de humanidad se lo está robando el dinero, que es más libre que las personas. Un sistema que desprecia la pobreza en la calle, a los negros en sus guetos y a los gordos sin talles, a los pueblos originarios sin tierras. Que no sólo los desprecia sino que los calla, porque les teme, para no darles un lugar.
Un sistema que "a los que se portan bien, les promete un cómodo asiento,"1 para seguir reproduciéndose en función de unos pocos y en contra de otros muchos. El sistema que arma una pirámide de privilegios para los mismos de siempre, para esos que le rinden culto a una cultura mentirosa, con una máscara que se reproduce por la televisión y las revistas de peluquería.
Un sistema que nos invita a joder, a mentir, a competir, a ser por tener, a no meterse, a no reclamar, a no respetar. Nos invita a no escuchar a nuestro corazón, y mucho menos a escuchar al cuore que tenemos al lado. Dejamos de ser personas para pasar a ser números, el del dni nº 34.658.124, el de la matrícula 41278, el del cliente 78. Dejamos de ser personas pensantes y que sienten. Que sienten el olor de las flores, el calor de la ciudad, el fresco de las noches de lluvia, de los ricos que son los mates cuando ya lavados se comparten con amigos, del beso eterno de tu pareja, de los diezmil colores de la naturaleza, del abrazo de mamá y de la risa de los chicos.
El sistema nos invita a esto, a ser un CV, un curso realizado, una carrera universitaria, un trabajo de cajero, un CV más entre otros tantos CV.

1- "El libro de los abrazos", Eduardo Galeano.

3 comentarios:

Ámbar.- dijo...

Upa, no esperaba encontrarme con un texto así.

Realmente me deja un sabor agridulce. Agrio porque la realidad es así, triste y a veces desesperanzadora (además, pareciera que empeora cada vez más). Aunque, dulce porque realmente ver que sí hay gente que vale la pena, que no está alienada y puede ver un poquito más allá del ego y el poder.


"Hay que cambiar la vida, pero sin moverse de ella" diría Julito. Y creo que tiene razón.

Un abrazo!

p.d: Me alegra que te haya gustado lo que escribí.

Ámbar.- dijo...

*se ve

(a esta hora las neuronas se pelean, ja)

Eli dijo...

Ayer vi su entrevista en "Argentina para armar" (por segunda vez ^^ jaja). Alguas frases que me acuerdo casi textuales:
"La realidad te empuja. Hay un pánico: si parás te pasan por encima"; "La palabra es carrera, no profesión"; y lo más triste de todo: "en el mundo, por minuto, mueren diez chicos por enfermedades y causas evitables, y por minuto, en industria bélica, se gastan 3 millones de dólares. ¿Qué clase de especie es ésta que se especializa en exterminar al prójimo?"
Yo ♥ Galeano

Acá te paso el primer link en youtube por si no la viste:
http://www.youtube.com/watch?v=Qa3pELeOB4E&feature=PlayList&p=A2B3A202C9C65DB0&index=19
Abrazos fuertes Rulín! :)